Rasgos narcisistas Vs Rasgos usados por narcisistas PARTE II

¿Cuáles son los tan llamados rasgos narcisistas? O los usados por los narcisistas? Éstas son:

Carisma o ser carismático: es una magia personal para el liderazgo evocando popularidad especial, fidelidad o entusiasmo para una figura pública. La palabra griega carisma significa “favor” o “don”.

Encantador o encantadora: es una persona extremadamente agradable o amena.

Crea drama/ muy dramático: muchos de nosotros víctimas de abusos parecemos dramáticos muchas veces y ni pensar cuando aún estamos en la fase de no saber qué está pasando, sobreviviendo la locura.

Les gusta ser el centro de atención: a muchas personas les gusta ser el centro de atención, sobre todo las personas extrovertidas.

No puede manejar la crítica: las víctimas de abuso narcisista sufrimos de esto también por mucho tiempo. Para superar esto buscamos ayuda y a veces esa ayuda viene cuando nos alejamos de personas tóxicas que critican casi todo, todo el tiempo.

Se ofende fácilmente o se hiere fácilmente: cuando una persona es abusada psicológica y emocionalmente por años, tiende a herirse fácilmente debido a su baja autoestima que está muy frágil, están desgastados emocionalmente y sólo quieren comprensión y entendimiento.

Aparenta ser fuerte: y quién no lo ha hecho?

Dificultad para entender las emociones de otras personas: dudo mucho que un narcisista tenga ese problema, lo creería más de una persona autista.Centro de atención: muchas personas extrovertidas son así, además de muchos artistas o personas que trabaja con su imagen.

Para leer La Parte I click aquí

“Vuela alto” dijo, pero te cortó las alas

Te dijeron: vuela lo lejos que quieras… pero, te cortaron las alas desde hace mucho tiempo.

Así es la situación de muchas víctimas de abuso emocional y psicológico durante su infancia. Padres y/o madres abusivos que les dicen a sus hijos que pueden hacer lo que les venga en gana siempre y cuando sean adultos o estén fuera de la casa, independientes. Suena razonable, pero, cuando no se crea una base sana y práctica para ser independientes, es decir, tener la capacidad de enfrentar al mundo sólo, es imposible que una persona crezca y de la noche a la mañana se vuelva un adulto completo. Una persona no sólo se vuelve adulto con la edad sino con la madurez de las emociones y la psicología. Si ha vivido bajo el yugo abusivo de sus padres durante toda su vida, controlando todo, manipulando, no le enseñaron valores y principios, no le permitieron equivocarse y aprender de sus errores, no le permitieron ser libres en pensamiento y acción mientras aprende a aceptar las consecuencias, mucho menos le enseñaron a saber cómo enfrentar el mundo desde lo económico y social, es como cortarle las alas a un ser humano y luego pretender que vuele lejos tan pronto cuando cumpla 18 o 21 años de edad.

En los años 40’s, 50’s y 60’s, los descendientes de africanos que fueron esclavizados en EEUU, eran libres y reconocidos como ciudadanos norteamericanos. Les dijeron desde el gobierno, que eran libres y que podían ejercer sus derechos como ciudadanos libres e independientes de la nación, con posibilidades iguales que los demás de acuerdo a la constitución. “Ya son libres, ya no son esclavos”, decían, pero, cada vez que un afroamericano quería tener un negocio, los grupos terroristas racistas y extremistas los quemaban o cobraban impuestos imposibles de pagar, no se les daba trabajo en casi ningún sitio, no se les daba préstamos bancarios, les quitaban terrenos asesinando a muchas familias, no se les permitía votar, no podían participar en política, eran discriminados los niños en las escuelas, no se les permitía usar su cabello natural porque era considerado “feo, desarreglado o poco profesional”, y así un largo etcétera. La cuestión es, que se les dijo “son libres” pero, no estaban preparados para serlo, ni mucho menos se les permitía ejercer sus libertades con todas esas imposiciones, abusos y trabas.

Algo así pasa cuando una persona ha sufrido abusos desde la infancia y no ha buscado ayuda para sanarse. Es un adulto que aunque logre aprender a ser libres e independientes en el mundo, le va a costar mucho más que a una persona promedio. Trata de salir adelante solo y tener éxito, pero siente que todo se le escapa de las manos, que todo cuesta un mundo, que todo es difícil o que sencillamente tener éxito y ser feliz es sólo un sueño imposible de alcanzar. Algunos dirán “pero he visto unos que han salido adelante y son muy exitosos”, sí, pero, si analizas su vida, generalmente tienen retos y desafíos que un adulto no debería tener si es que haya tenido una infancia medianamente sana. Retos como, aprender a socializar de forma sana, tener relaciones de pareja armoniosas, evitar abusos y maltratos de jefes y saber defenderse, aprender a ganar suficiente dinero para vivir bien y feliz con todo lo que necesite, capacidad para sentirse plena y completa, etc.

Si te sientes mal porque crees que no estas donde deberías, es muy probable que no es tú culpa por completo. Eso sí, es tú responsabilidad hacer algo al respecto, ya no eres una niña, ya eres adulta y no hay nada ni nadie que te podrá detener, el poder ahora está en tus manos. Busca ayuda profesional o inicia un camino difícil pero necesario para la sanación hacia la independencia emocional. Te lo mereces.